A la hora de combatir el apetito, la posibilidad de elegir entre una tortilla de papas con chorizo o un revuelto de escarabajos y grillos ha llegado a España.

Otros usan expresiones como “repelús”, “impresión” o, más directamente, “asco” o “repugnancia” al pensar en la idea de abrir una bolsita de gusanos al ajillo.

Eso asegura Sergio Pérez Berasategui, fundador y propietario de Don Grillo, una firma que, amparada en la nueva ventana legal, se dedica a vender un amplio menú de insectos.

Su “carta” incluye grillos con diferentes especias, gusanos de seda (al natural o con especias), gusanos gigantes o alguaciles (saltamontes) al ajo y albahaca, entre otras especialidades.

También la coctelería del Glops Palau, en la región catalana de Lleida, se sumó a la experiencia gastronómica.

Otros ya se habían anticipado. Incluso, en los lugares geográficamente más renombrados para la cocina tradicional castellana, como Valladolid, en el corazón de la comunidad autónoma de Castilla y León.

Allí, en pleno centro y no muy lejos de monumentos medievales, el bar La Passion ofrece tanto las típicas “tapas” de resistencia para acompañar una bebida como otras más “innovadoras”.

La oferta incluye una crema de humus mediterráneo con escarabajo rinoceronte, guacamole mexicano con alcuaciles picantes o un postre de yogur natural de aloe vera con hormigas cortadoras de hojas. “Esto es eclecticismo cultural y gastronómico”, dice su dueño, Marco Negroni.

Lo que aquí y ahora da para tema de conversación, en muchos otros puntos del planeta ya es norma. Comer insectos forma parte de lo cotidiano en muchos países de Asia y de América latina. Del otro lado de los Pirineos, en Francia, su consumo tiene años de antecedente.

Pérez Berasategui apunta al valor proteico de los insectos y su puso para elaborar harinas. Su uso se destina luego a la producción de barritas energéticas para deportistas.

Sostiene que ese nicho, el de las dietas especializadas para deportistas de alto rendimiento, es uno de las áreas de futuro para los grillos y asociados.

Noticia con información de: www.lanacion.com.ar