La agencia estadounidense de crédito Equifax, dio a conocer este martes que la información personal de cerca de 700 mil consumidores británicos, pudo haber estado comprometida en el pirateo masivo sufrido por la empresa.

“Aunque nuestra sucursal en Reino Unido no fue vulnerada, el ataque lamentablemente comprometió la información personal de un grupo de consumidores británicos”, dijo la compañía en un comunicado por correo electrónico.

Equifax, que el pasado mes reveló uno de los ciberataques potencialmente más perjudicial, afectando a unos 145 millones de estadounidenses, dijo que los perpetradores también tuvieron acceso a un archivo que contenía 15,2 millones de datos sobre 693,665 ciudadanos británicos.

“Equifax toma esta violación ilegal y sin precedentes de la data de consumidores de manera extremadamente seria y ha empezado a escribirle a los grupos de consumidores (afectados) para notificarles sobre la naturaleza de la violación y ofrecerles un consejo adecuado”, según el comunicado.

La compañía espera por un análisis forense del ciberataque antes de determinar su curso de acción respecto al caso de los británicos.

“Una vez más, quisiera extender mis más sinceras disculpas a cualquiera que haya sido impactado por este acto criminal”, dijo el presidente de Equifax, Patricio Remon.

“Es lamentable que no hayamos podido contactar a los consumidores que hayan podido ser impactados hasta ahora, pero no habría sido apropiado hacerlo hasta que todos los datos de este complejo ataque fueran conocidos, y la investigación forense estuviese completa”, añadió.

La semana pasada, la antigua cabeza de Equifax, Richard Smith apuntó a una combinación de errores humanos y técnicos por el ataque, que no es el más grande que se conozca pero sí el peor por la sensibilidad de la información financiera que se pudo haber filtrado.

Una investigación interna determinó que el acceso no autorizado a Equifax ocurrió entre mediados de mayo y julio de 2017, según la compañía.

Equifax, una de las agencias de informes de crédito más importantes de Estados Unidos, que colecta y analiza los datos personales de consumidores que piden préstamos, ha sido criticada por esperar hasta el 7 de septiembre para revelar públicamente la falla, y los investigadores están estudiando las ventas de acciones de dos altos ejecutivos en agosto.

Noticia con información de: www.swissinfo.ch