Como padres todos deseamos que nuestros hijos se conviertan en líderes de su propia vida y tengan un impacto positivo en el futuro que se avecina. Por eso, aquí te traemos ocho maneras de desarrollar su liderazgo y enseñarlos a estar seguros de sí mismos.

1. Recuérdales que no es necesario ser como los demás para ser felices

Cuando les enseñas desde una edad temprana a no compararse con otros les estarás dando la posibilidad de descubrir su propio potencial. No sólo lograrán encontrar eso que realmente les gusta, sino que aprenderán a ir más allá de las expectativas que los demás tienen de ellos.

2. Enséñales que sus calificaciones no son lo más importante del mundo

Si bien desarrollar hábitos de estudio es importante para el futuro, no lo es todo. Cuando crías niños que se miden sólo por un número o por una calificación crías chicos incapaces de lidiar con la frustración del fracaso e incapaces de percibirse a sí mismos como algo más que buenos estudiantes o buenos trabajadores. Recuérdales que lo más importante de estudiar es aprender y divertirse y de esta forma los ayudarás a ser adultos seguros de sí mismos en el mañana.

3. Incúlcales que no existe una sola definición del éxito

Enséñales las diferentes definiciones del éxito. Muéstrales que no existe un sólo camino, sino que existen muchos y que la clave es escoger el que los haga felices. Esto los ayudará mucho cuando sean más grandes y deban tomar decisiones definitivas para el futuro, como escoger qué estudiar o qué hacer con su vida.

4. Haz que conozcan la importancia del respeto y la compasión

Si quieres criar a los líderes del mañana será importante que les enseñes que sin importar su posición y poder, el respeto y la compasión hacia los demás son de vital importancia.

5. Permíteles que se arriesguen y tomen decisiones por sí mismos

Si nunca los dejas tomar decisiones o si les haces sentir que el riesgo es algo malo en sí mismo criarás niños inseguros y atemorizados. Hazles saber que todas sus acciones tienen consecuencias, pero que eso no implica que de vez en cuando no puedan tomar decisiones un poco más arriesgadas.

6. Nunca les hagas sentir que tu amor es condicional

Hazles sentir y demuéstrales constantemente que tu amor no depende de sus acciones o decisiones. Esto está profundamente conectado con el punto anterior, ya que le estarás dando la seguridad de que siempre tendrán apoyo cuando lo necesiten y que no importa lo que hagan o en quien se conviertan, tú siempre estarás ahí para apoyarlos.

7. Déjalos que aprendan a resolver sus propios problemas

Muchas veces tenemos la tentación de querer hacerles la vida más sencilla y resolverles cada problema. Comienza lentamente, de menos a más, enseñándoles a encontrar sus propias respuestas y a resolver sus propios conflictos. No sólo les ayudarás a desarrollar el pensamiento crítico, sino que además les demostrarás que las respuestas siempre están en su interior.

8. Enséñales la importancia de decir que no

Decir que no es algo que a muchos nos cuesta, especialmente porque sentimos que es de mala educación. Si la persona que te lo pide no lo merece o si la situación simplemente no lo amerita, no hay problema en alejarnos de la situación. Enséñales de pequeños a decir que no sin sentir culpa ni remordimiento, porque de esta forma, criarás niños que nunca serán manipulados.

¿Crees que hace falta algún otro punto? ¿Cómo le enseñas a tus hijos a ser líderes del mañana?

Foto: univision.com

Noticia con información: Upsocl