Representantes sindicales de los tripulantes de cabina de Ryanair (RYA.I) en Portugal, España y Bélgica convocaron dos días de huelga para finales de julio y dijeron que otras huelgas podrían ser convocadas con posterioridad si la aerolínea irlandesa no hacía concesiones laborales.

Los tripulantes de cabina en Italia irán a una huelga de 24 horas el 25 de julio y en España, Portugal y Bélgica se mantendrán en huelga durante 48 horas el 25 y el 26 de julio, anunciaron cinco sindicatos.

Los clientes afectados podrán reclamar a la aerolínea compensaciones de entre 250 y 400 euros, transporte alternativo o reembolso

El comunicado fue firmado por las centrales sindicales CNE/LBC belga, las españolas SITCPLA y USO, la portuguesa SNPVAC y la italiana Ultrasporti.

Ya el pasado mayo los sindicatos de los TCP de Ryanair de España, Portugal, Italia y Bélgica amenazaron con una macrohuelga en verano si la compañía no respetaba la legislación de cada país y se abría a negociar un convenio colectivo.

Los representantes sindicales aseguraron entonces que a pesar de que la mayoría de la plantilla de tripulantes de cabina está contratada por agencias de trabajo temporal, la empresa pretende dejar fuera de cualquier negociación a esos TCP, “lo que supone una clara discriminación hacia los trabajadores que hacen el mismo trabajo en los mismos aviones y los mismos vuelos que los contratados por la propia empresa, pero en peores condiciones”, según señaló entonces Ernesto Iglesias, de USO Sector Aéreo.

Los clientes afectados por la huelga convocada en Ryanair podrán reclamar a la aerolínea compensaciones de entre 250 y 400 euros, entre otras medidas, un transporte alternativo, el reembolso del billete, indemnizaciones por daños materiales y morales, así como el derecho a recibir asistencia.

Con información de www.elpais.com y www.es.reuters.com