La canción American Idiot, del grupo estadounidense de rock Green Day, lidera las listas musicales en Reino Unido, ante la visita del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. El miércoles el ambiente se tensó aún más cuando el magnate se inmiscuyó en la crisis del Brexit y calificó a su aliado europeo más próximo como: un país en estado de agitación.

Trump aterrizará el jueves en Reino Unido tras una reunión de la OTAN en Bruselas en la que cargó contra Alemania y otros países europeos por no contribuir lo suficiente al gasto en defensa.

Su viaje coincide con una semana tumultuosa para la primera ministra británica después de que dos de sus ministros de mayor rango, Boris Johnson y David Davis, dimitieran en protesta por sus planes de comercio con la Unión Europea una vez se produzca el próximo marzo el divorcio de Reino Unido con la Unión Europea

El presidente estadounidense apoya públicamente desde hace tiempo el Brexit, al que considera parte de un descontento global como el que ulteriormente le llevó al poder en su país. Al día siguiente de que se votara la salida de la Unión Europea, dijo desde su campo de golf escocés que el resultado del referéndum fue “algo grande”.

El recibimiento a Trump no será precisamente caluroso por una parte de la población británica. Cuando el mandatario estadounidense fue invitado a venir el año pasado, cerca de dos millones de personas firmaron una petición en contra porque entendían que este podría avergonzar a la reina Isabel II.

Miles de efectivos policiales serán desplegados con motivo de la visita ya que se esperan protestas multitudinarias. Una de las manifestaciones incluye a un Donald Trump gigante en pañales, luego de que el alcalde de Londres autorizó a los activistas su despliegue. El “Bebé Trump” como inevitablemente ha sido bautizado, estará atado el jueves en los jardines de la Parliament Square y mirará a la ciudad con una expresión furiosa muy graciosa desde 30 metros de altura.

Más de 50.000 personas se han inscrito para participar en una manifestación en Londres este viernes, aunque también hay prevista otra contramanifestación de bienvenida.

Con información de www.lta.reuters.com y www.prensa-latina.cu