Si conduces un vehículo, estás en pleno conocimiento de que  al salir ante una ciudad llena de caos vial, es necesario estar atento a todos los elementos que involucran el entorno.  Desde los semáforos y las señales de tránsito hasta los peatones y ciclistas.

Sin embargo, la falta de infraestructura, la distracción y la irresponsabilidad pueden generar muchos accidentes, algunos fatales.

Hace poco se dio a conocer el caso de Michael Tarrant, un octagenario que acaba de ser sancionado con dos años de retirada del permiso de conducir por atropellar a un grupo de ciclistas.

Lo primero que sentí fue un fuerte golpe en la pierna, eso me hizo perder el equilibrio y caí encima de mi bicicleta”, dijo una de las mujeres afectadas a Daily Mail.

Aunque el hecho ocurrió el 23 de noviembre del 2017, el pasado 9 de julio el británico admitió la acusación de conducción peligrosa ante el Tribunal Real de Taunton, en el condado de Somerset.

Una de las afectadas terminó con un dedo roto, costillas rotas y un gran raspón en la cara.

Luego de declarar, recibió una condena de 18 meses de libertad condicional, una multa de 20 libras y su permiso de conducir fue revocado por dos años. Para volver a sacarle, tendrá que someterse a un exhaustivo examen.

En un video grabado por los mismo ciclistas, se puede ver cuando el conductor octogenario  intenta sobrepasar a los cuatro ciclistas pero al avanzar, su auto golpea al que tenía más cerca.

Esto no hizo que parara a ayudarlos sino que continuó su marcha y fue derribando a los demás ciclistas.

Noticia con información de: www.excelsior.com.mx y ar.cienradios.com