Este miércoles 21 de febrero, Anna Ferrer, cofundadora y presidenta de la Fundación Vicente Ferrer (FVF), resultó ganadora del Premio Robert Burns Humanitarian, un prestigioso galardón que se entrega cada año en Escocia para reconocer la labor, individual o colectiva “para salvar, enriquecer y mejorar las vidas de otras personas. El jurado ha valorado “toda una vida dedicada al progreso de comunidades desfavorecidas y excluidas en el distrito de Anantapur”.

La presidenta de la FVF mostró su satisfacción por el premio “Me siento muy feliz de que se haya reconocido que la lucha por la erradicación de la pobreza no es un sueño, sino que, con compromiso, constancia y confianza en la gente, nada resulta imposible”.

Asimismo, quiso compartir el premio “con todos los hombres, mujeres y niños que luchan con coraje y pacíficamente para salir de la pobreza”. Anna Ferrer dedicó también unas palabras a su marido, Vicente Ferrer, con quien fundó la organización en 1969, “También es un reconocimiento al objetivo y motivación de Vicente Ferrer, que estaba convencido de que la gente puede alcanzar su sueño de una vida mejor”.

En un sentido más personal, la presidenta de la Fundación Vicente Ferrer aseguró sentirse “conmovida por el hecho de que es la primera vez que recibo un reconocimiento en mi país natal”. Anna Ferrer nació en Essex (Inglaterra).

La entrega del galardón tuvo lugar en Ayr, localidad escocesa donde nació el poeta que da nombre al premio, Robert Burns. Recogieron el galardón en su nombre Rajaratman Koppada y Shoba Koppada, colaboradores de la Fundación Vicente Ferrer en la India.

Noticia con información de: www.entretantomagazine.com