El próximo jueves 5 de octubre, 4 millones de usuarios del metro de Londres, se enfrentarán a “interrupciones sustanciales” durante una huelga de 24 horas por parte de los conductores del tren, según informaron este viernes, oficiales de este medio de transporte.

Todas las líneas de metro se verán afectadas por la huelga de los conductores después de una larga disputa sobre las condiciones de trabajo y el tiempo libre, incluyendo la jornada laboral de cuatro días a la semana. Los servicios de autobús estarán “excepcionalmente ocupados” y desde el Transporte de Londres (TfL) se aconseja caminar siempre que sea posible.

Asimismo, se tiene previsto que los problemas de congestionamiento de tráfico sean exacerbados con los entusiastas del fútbol que se dirijan para el partido programado esa noche entre Inglaterra y Eslovenia en el estadio de Wembley. El sindicato se ha negado a descartar nuevos paros. Los intentos para tratar de llegar a un acuerdo continúan.

“Estamos aconsejando a los clientes que el metro se verá sustancialmente interrumpido el jueves 5 de octubre si la huelga planificada de los miembros del sindicato Aslef se mantiene, informa el portavoz de TfL. “Todos los demás servicios de TfL no se verán afectados, pero muchos estarán más ocupados que de costumbre cuando los clientes buscan rutas alternativas”, añade TfL mediante su portavoz.

La huelga comenzará oficialmente a las 12:01 de la mañana del jueves, pero no se iniciará hasta que los primeros trenes comiencen en las primeras horas; y durará todo el día. Las conversaciones entre los jefes sindicales y los jefes de transporte están en marcha. El próximo miércoles será el último día en el que la huelga podría cancelarse.

Noticia con información de: www.eliberico.com