El defensa colombiano Yerry Mina llegó con gran ilusión a las filas del equipo catalán, pero el jugador de 23 años no ha podido adaptarse a La Liga (o no le han dado tiempo). Para favorecer su juego, el Barcelona estaría buscando un equipo al cual cederlo al final de la temporada y pueda así regresar con más aplomo a las filas blaugranas.

Yerry Mina, proveniente del Palmeiras, se desembarcó en enero en Barcelona, que le dijo adiós al argentino Javier Mascherano luego de ocho años y optó por el colombiano para inyectarle sangre nueva a la primera línea. Sin embargo, desde su debut el 8 de febrero, apenas ha estado en cuatro partidos (dos de ellos desde el banquillo).

El diario español ‘Sport’ da por seguro que la cesión es sólo temporal, ya que aseguran que el Barsa está buscándole acogida en un equipo de La Liga (para que vaya conociendo a todos los clubes rivales) y que tenga una formación de cuatro defensas (para que luego se adapte más fácilmente al juego blaugrana).

El medio indica además que el colombiano, ganador de la Copa Sudamericana en 2015, interesa principalmente al Sevilla, pero también han tanteado su situación Villareal, Celta o Valencia.