Michel Barnier, el negociador de la Unión Europea (UE) para el “brexit”, advirtió este lunes que el Reino Unido debe proponer antes de la cumbre comunitaria del próximo junio una solución para la frontera entre las dos Irlandas.

Según Barnier, las negociaciones sobre el divorcio entre Londres y Bruselas, previsto para marzo de 2019, corren “el riesgo” de fracasar por las diferencias que mantienen respecto al futuro estatus de la frontera entre la provincia británica de Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

“Tenemos que ponernos de acuerdo rápidamente, de cara a junio, sobre la cuestión de los aranceles y normativas para toda la isla (de Irlanda), sobre las medidas de seguridad y controles que necesitamos para respetar el mercado único”, dijo el francés en una conferencia organizada en la localidad fronteriza irlandesa de Dundalk.

El Reino Unido y la UE se comprometieron el pasado diciembre a mantener tan abierta como sea posible la frontera irlandesa, clave para las dos economías y el proceso de paz, si bien Barnier recordó hoy que Londres debe presentar una solución “clara y operativa” para lograrlo.

En virtud de aquella proposición conjunta, Irlanda del Norte permanecerá “alineada” con algunas de las normas reguladoras del mercado único y la unión aduanera para proteger la invisibilidad de la frontera, en caso de que Londres no ofrezca otras alternativas.

El Ejecutivo de la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, ha recalcado, no obstante, que todo el país abandonará el mercado único y la unión aduanera para salvaguardar su integridad territorial, tal y como le exige también el Partido Democrático Unionista norirlandés (DUP), del que depende para gobernar en minoría.

Ante la falta de avances, Barnier insistió en la necesidad de llegar a la reunión de líderes comunitarios de junio con propuestas claras sobre la mesa, lo que representaría un “paso adelante” para lograr un acuerdo final sobre el “brexit” en la cumbre del próximo octubre.

“Queremos tener éxito con el Reino Unido, no a su costa. Estamos buscando soluciones prácticas junto con el Gobierno irlandés”, afirmó en su intervención ante el llamado Diálogo Civil sobre el ‘brexit’ para Toda la Isla, un foro de debate organizado por Dublín.

La agenda del negociador comunitario incluye este lunes encuentros con líderes empresariales en Dundalk y en la vecina localidad norirlandesa de Newry, mientras que mañana martes se desplazará a Londonderry, al oeste del Ulster, para seguir analizando las preocupaciones de las comunidades fronterizas.

Noticia con información de: La Vanguardia