Miles de personas se han congregado en Barcelona para la manifestación del Día de la Hispanidad en Barcelona. La concentración se ha celebrado tras el éxito de la marcha del pasado domingo, que atrajo a un millón de personas, según la organización, y 350.000, según la Guardia Urbana. En esta ocasión se ha congregado a 65.000 personas, tres veces más que años anteriores, pero lo que llamó la atención fue la batalla campal entre ultras del fútbol, dejando destrozos. 

La plaza de Cataluña de Barcelona ha sido el escenario de una batalla entre varios manifestantes que habían participado en las concentraciones por el día de la Hispanidad. Según medios locales y varios ciudadanos que han grabado la escena, varias personas han cogido sillas de las terrazas de la zona para lanzárselas al otro bando.  

Los Mossos d’Esquadra investigan una batalla campal de sillas que se ha dado pasadas las doce y media, en una terraza de la plaza de Cataluña de Barcelona, entre grupos ultras de fútbol de extrema derecha. La policía catalana ha identificado a diversas personas, pero hasta el momento no ha detenido a nadie, ni se ha presentado ninguna denuncia. El Sistema de Emergencias Médicas no tiene constancia de heridos.  

Entre los implicados habría miembros del Yomus, de la afición del Valencia, del Frente Atlético, y de los Hooligans del Sabadell, según fuentes cercanas al caso. Los integrantes de los grupos ultras habían participado en la manifestación del 12 de octubre en Barcelona. “Condenamos os conatos de actos vandálicos acontecidos que nada tienen que ver con nuestra convocatoria ni organización“, ha tuitedo Societat Civil Catalana. 

La protesta ha arrancado en el paseo de Gracia de Barcelona, a la altura de La Pedrera, y ha concluido en la plaza de Catalunya, en donde se ha leído un manifiesto. En la concentración se han podido ver muchas banderas españolas y senyeras y se han escuchado gritos de: “No somos fachas somos españoles y Puigdemont a prisión“. Los manifestantes también han coreado lemas como “España no nos roba, el dinero está en Andorra“. A la cabeza de la marcha, convocada por 12 entidades, se ha situado la líder de Ciudadanos en Cataluña. 


 
Cortesía El País

Rajoy habló 

El requerimiento que Mariano Rajoy le ha enviado este miércoles a Carles Puigdemont como paso previo para la activación del artículo 155 de la Constitución establece dos plazos antes de que el Gobierno asuma competencias concretas de la Generalitat. El presidente del Govern tiene que aclarar antes de las 10.00 horas del lunes 16 si el martes proclamó la independencia de Cataluña, aunque luego la suspendiera. En el caso de que haya sido así, el Ejecutivo le da hasta las 10.00 horas del jueves 19 para rectificar y restaurar el orden constitucional. Si no, advierte la comunicación que firma Rajoy, se activará “de forma inmediata en el Senado” el artículo 155 de la Constitución. 

El texto enviado por La Moncloa considera “premeditadamente confusa” la declaración de Puigdemont del martes en el Parlament, donde anunció la independencia de Cataluña y la suspendió inmediatamente. En consecuencia, no deja espacio a la duda: si Puigdemont no contesta claramente al requerimiento, Rajoy asumirá que el presidente de la Generalitat confirma que proclamó la independencia.  

Noticia con información de: www.elpais.com, www.elmundo.es