El levantamiento de glúteos brasileño es señalado como el procedimiento estético más peligroso en Estados Unidos. Es quizás la cirugía plástica más popular en Miami y el sur de la Florida pero ahora -según advierte la Sociedad Estadounidense de Cirujanos Plásticos- también ostenta el título de la más mortífera.

La Fuerza de Tarea Multi-Sociedad para la Seguridad en Injertos de Grasa Glucosa, que representa varias asociaciones de cirugía plástica, publicó una carta advirtiendo que las complicaciones pueden estar matando a 1 de cada 3,000 personas que reciben el “Brazilian butt lift” o levantamiento de glúteos brasileño, una tasa “más grande que la de cualquier otra cirugía estética”.

El levantamiento de glúteos es causa de muerte en 1 de cada 3,000 pacientes, le sigue la abdominoplastia en la que fallecen 1 de cada 13,000 personas

Le sigue el tummy tuck o abdominoplastia, que mata a aproximadamente 1 de cada 13,000 pacientes.

“Para los procedimientos cosméticos en todos los ámbitos [la tasa de mortalidad] es más como 1 en 50,000”, explicó a BuzzFeed News el Dr. J. Peter Rubin, cirujano plástico certificado por la junta y profesor de la Universidad de Pittsburgh.

Los levantamientos de glúteos brasileños se realizan mediante la liposucción de grasa de áreas donde no se desea, como la cintura o los muslos, y luego esta se inyecta de nuevo en el glúteo. El resultado final es una cintura más pequeña y un trasero más grande.

Se supone que la grasa se inyecta en la capa de tejido subcutáneo, que es donde normalmente se encuentra. Pero cuando los cirujanos van demasiado profundo e inyectan en la capa muscular debajo de esta, los resultados pueden ser mortales.

Esa capa muscular contiene venas importantes y si se inyecta grasa en ellas, puede trasladarse al corazón o los pulmones, matando a un paciente de una manera similar a un coágulo de sangre. Rubin llamó a la capa muscular la “zona de peligro anatómica”.

“A la mayoría de las personas que realizan esta operación les está yendo bien”, dijo el especialista, quien es copresidente del equipo de trabajo que produjo el informe. “Del otro lado del espectro, encontramos que este es uno de los procedimientos cosméticos más peligrosos”.

Aun así, el deseo de muchas mujeres de poseer un trasero como el de las celebridades -en particular, Kim Kardashian- alimenta la industria. La demanda del levantamiento de glúteos brasileño ha aumentado un 10 por ciento desde 2016 hasta 2017, según la Sociedad Estadounidense de Cirujanos Plásticos.

El costo del procedimiento oscila entre 5,000 y 10,000 dólares o más.

“El semillero de esto es Miami y el sur de la Florida, donde no solo hay una gran demanda, sino que la gente viaja desde otras partes del país para hacer esto”, señaló Rubin.

NBC ha registrado al menos 10 muertes por ese procedimiento en Miami desde el año 2010.

Rubin dijo que es importante que los pacientes investiguen y que solo vayan a un cirujano certificado por la Sociedad Estadounidense de Cirujanos Plásticos, que trabaja en una instalación acreditada. Los médicos también son responsables de informar a los pacientes del alto riesgo de mortalidad del levantamiento de glúteos brasileño.

“Muy importante, realmente no podemos controlar la demanda del paciente por esto. Por lo tanto, yo recomendaría a los pacientes ser conscientes del riesgo”, dijo Rubin.

Con información de www.es-us.noticias.yahoo.com