El Banco de España ha anunciado que durante el año 2017 se produjo una “ralentización” de las exportaciones españolas de bienes al Reino Unido, luego de que se informara sobre el voto favorable de los británicos por el Brexit, con un retroceso del 6%.

La entidad bancaria considera que la “vulnerabilidad” de las empresas españolas presentes en el Reino Unido ante el Brexit se ve “algo limitada” por sus características “diferenciales”, al ser compañías “más grandes, productivas y diversificadas geográficamente”.

De esta manera lo señala en un artículo analítico sobre la exposición comercial de las empresas españolas al Reino Unido, publicado este jueves por el organismo, en el que subraya que el potencial impacto negativo sobre el tejido empresarial español puede estar “amortiguado” por la diversificación geográfica de exportadores e importadores y sus niveles de eficiencia.

En tal sentido,  advierte de que si los resultados de la negociación entre el Reino Unido y la UE se plasman en la adopción de barreras comerciales, las empresas españolas que mantienen relaciones comerciales con este país se verían afectadas y se limitarían las posibilidades de penetración.

El organismo señala que la exposición comercial de las empresas españolas al Reino Unido es relevante, aunque inferior a la que se mantiene con los principales países de la Unión Económica y Monetaria (UEM), y que en 2017 se produjo una “ralentización” de las exportaciones de bienes a la economía británica, tras el anuncio de salida del Reino Unido de la UE en junio de 2016 y en un contexto de fuerte depreciación de la deuda.

Noticia con información de: La Vanguardia