Un informe de la consultora Oliver Wyman señaló que las barreras comerciales que provocará el Brexit podrían ser muy costosas para la familia británica.

Ese reporte señala que los costes podrían estar en alrededor de las mil libras esterlinas por año (mil 140 euros).

El análisis señala que en el peor de los escenarios, en el que los aranceles de importación serían elevados y existirían altas barreras regulatorias, el coste para la economía británica podría alcanzar los 27 mil millones de libras (30 mil 800 millones de euros).

Además, las ganancias comerciales de los supermercados y restaurantes podrían desaparecer debido a la interrupción de la cadena de suministro, lo que implicaría un aumento en los costos que, probablemente, pasaría a los consumidores.

El informe sostiene que, aún bajo el escenario más favorable de salida en el que no existen aranceles y hay pocas barreras regulatorias, los costos seguirán aumentando debido a la burocracia.

Así, el texto sugiere que el aumento de la documentación y las demoras en los controles aduaneros probablemente impactarían en las finanzas de los hogares británicos uno por ciento al año, o 250 libras (285 euros).

Uno de los responsables del estudio de Oliver Wyman, Ducan Brewer, afirmó que aunque las consecuencias que conllevará el Brexit o salida británica de la Unión Europea aún no están claras, su análisis demuestra que el bolsillo de las familias se vería afectado.

Reino Unido tiene previsto divorciarse formalmente de la Unión Europea en marzo de 2019. Actualmente el gobierno y el Parlamento están en una lucha constante por definir quién tendrá la última palabra en cuanto al acuerdo de separación, o si es posible el escenario en el que se separen sin llegar a un acuerdo con el bloque. 

Con información de www.prensa-latina.cu