Las vacaciones en crucero de la azafata Kay Longstaff serán sin duda el más sorprendente de sus viajes, gracias a la historia de cómo sobrevivió tras caer al mar en horas de la madrugada, hasta que -10 horas después- fue avistada por los equipos de rescate.

Longstaff, de 46 años, cayó al agua desde el barco Norwegian Star que navegaba hacia Venecia desde el puerto de Vargarola cerca de Pula, Croacia. Se cree que cayó por la borda a unas 60 millas al sur de Pula, poco antes de la medianoche del sábado. Según los informes, pasó la noche bebiendo.

Fue encontrada alrededor de las 9.30 de la mañana a unos 1.300 metros de donde desapareció y fue trasladada a un lugar seguro. “Ella dijo que el hecho de que practicara yoga la ayudó a estar en forma. Dijo que estaba cantando para no sentir frío en el mar durante la noche “, compartió uno de los rescatistas.

“Me caí de la parte trasera del Norwegian Star y estuve en el agua durante unas 10 horas. Estos tipos maravillosos me rescataron”, fueron sus palabras.

Kay fue sacada del agua por guardacostas, vistiendo sólo unos pantalones cortos de mezclilla y un top, y llevada a bordo de un bote de rescate.

Las autoridades croatas deben examinar las imágenes de CCTV del barco. Kay dijo que estaba “sentada en la parte posterior” cuando cayó del barco alrededor de las 11.45 pm del sábado.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Marítimos de Croacia, David Radas, dijo: “Nuestros rescatadores estuvieron en contacto con la tripulación del Norwegian Star y al comprobar el CCTV supieron el momento exacto en que cayó al agua.
“Como sabían la hora, pudieron conocer la posición exacta de la nave”.

Se entiende que la turista británica, de quien se decía que tenía signos de hipotermia cuando fue encontrada, se reunió más tarde con su familia, que también estaba en el trasatlántico.

Con información de www.thesun.co.uk