Un joven argentino fue salvajemente asesinado a cuchilladas a manos de un ciudadano británico, en un violento suceso ocurrido en el pueblo ecuatoriano de Vilcabamba, en la provincia de Loja. Según denunció la hermana de la víctima, el criminal ya tenía antecedentes de intento de homicidio y las autoridades locales lo habían dejado pasar. Además, acusó a la embajada argentina en ese país de no ocuparse de repatriar el cuerpo.

De acuerdo a lo que pudo averiguar Crónica, el suceso ocurrió el domingo pasado en la hostería “Las Ruinas de Quinara”, de esa localidad turística, conocida por su tranquilidad, sus valles y por la longevidad de sus habitantes, situada a 41 kilómetros de la ciudad de Loja.

Ese día, un artista argentino identificado como Roberto Alejandro Domínguez, de 37 años, mantuvo una acalorada discusión con un sujeto de nombre Alwyn Peter Millen, nacido en Gran Bretaña, en el segundo piso del hospedaje. Como consecuencia de la reyerta, el europeo asestó una puñalada en el abdomen a Domínguez, que quedó gravemente herido en el suelo de una de las habitaciones.

De inmediato, de acuerdo a lo que señala la prensa del lugar, fue trasladado al hospital Isidro Ayora, donde dejó de existir tres horas y media después. “Discutieron fuerte y en un momento el criminal le gritó ‘muérete argentino'”, afirmó uno de los testigos.

Elizabeth, la hermana de la víctima, contó a este diario que “mi hermano fue asesinado por un británico el domingo. Hay mucha inseguridad en un pueblo de Loja llamado Vilcabamba. Alejandro ya había advertido a las autoridades sobre este individuo, que ya había apuñalado a una mujer hacía poco. A mi hermano también lo apuñaló, pero a él le quitó la vida”.

La repatriación del cuerpo

La familiar denunció que “acá estamos tratando de que la embajada se ocupe de traer el cuerpo. Pero aún nadie se comunicó ni para informarnos lo que sucedió con mi hermano; además nos enteramos por gente ecuatoriana que nos contactó por las redes”.

Noticia con información de: Cronica