Un tribunal británico declaró culpable a un hombre de 72 años por nueve delitos de abusos sexuales contra niñas en Kenya, publicó el diario The Independent.

La información divulgada por el diario británico señaló que Keith Morris, un cerrajero retirado de la ciudad de Hull, fue declarado culpable por abuso infantil durante una supuesta labor solidaria en el país africano.

La Agencia Nacional contra el Crimen (NCA) de Reino Unido comenzó a investigar al hombre luego de una denuncia presentada contra él en febrero de 2017, en la cual se alertó sobre un comportamiento inapropiado, según indicó un comunicado de la organización británica.

Las investigaciones, en las que colaboraron la NCA y la Policía keniana, revelaron que entre enero de 2016 y febrero de 2017 el acusado cometió abusos contra menores de una localidad del condado de Kilifi, crímenes denunciados por varias de sus víctimas.

El hombre se hizo amigo y ayudó a las familias vulnerables de la zona rural de Kenia para obtener acceso a sus hijos, explicó la NCA.

Keith Morris sacaba a grupos de niños del pueblo para hacer excursiones de un día y les compraba dulces, maquillaje y comidas y, a menudo, los invitaba a quedarse en sus habitaciones de hotel, indicó la BBC.

Durante el juicio desarrollado en la ciudad británica de Leeds, una de las niñas kenianas aseguró por videoconferencia que ‘ese hombre le había hecho cosas malas en un hotel’ y luego la amenazó con meterse en problemas si hablaba sobre lo sucedido.

Morris fue declarado culpable de cuatro cargos de violación, tres cargos de asalto por penetración, cuatro cargos de agresión sexual. También fue declarado culpable de obstrucción a la justicia, por transferir dinero a personas en Kenya para que le ayudaran a demostrar su inocencia y pedir a las víctimas la firma de documentos donde se retractaran de las denuncias sobre abusos sexuales.

Escuchará su sentencia el 17 de julio en el tribunal de Leeds.

Con información de BBC y Prensa Latina