La empresa British Airways llevará a cabo la suspensión de sus vuelos directos desde Londres a Teherán (Irán), debido a que considera que “la operación actualmente no es comercialmente viable”.

Esta medida se dio a conocer este jueves, de acuerdo a información publicada en el diario ‘The Telegraph’, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retirara del acuerdo nuclear entre Irán y las potencias mundiales.

El último vuelo de la compañía entre la capital del Reino Unido y la de Irán tendrá lugar el próximo 22 de septiembre, con el vuelo de vuelta al día siguiente.

La aerolínea reanudó los vuelos directos a Teherán en septiembre de 2016, después de que el servicio se suspendiera en septiembre de 2012 por las “malas relaciones” entre Reino Unido e Irán.

La acción de British Airways ante la amenaza de las sanciones estadounidenses, es secundada por Air France, mientras que la aerolínea holandesa KLM, parte del mismo grupo, ya lo había anunciado el pasado mes de julio.

British Airways presentó sus disculpas a los viajeros e indicó que está negociando con otras compañías para poderles proponer vuelos alternativos. En caso contrario les devolverá el dinero, o les propondrá adelantar su viaje.

Por su parte Air France interrumpirá sus vuelos el 18 de septiembre.

Una gran cantidad de proyectos de inversión europeos se ven perjudicados por este nuevo clima de enfrentamiento.

En el sector automovilístico, el alemán Daimler también suspendió sus proyectos en Irán, y lo mismo se dispone a hacer el francés PSA.

Noticia con información de: www.bolsamania.com