Cambio de tono de los líderes europeos hacia Londres. En plenas negociaciones del Brexit, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, ha asegurado que espera que Reino Unido se vuelva a unir a la Unión Europea después de irse el año que viene. Bruselas podría cambiar de opinión.

Los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, abrieron ayer las puertas a que el Reino Unido permanezca en la Unión Europea (UE), en un contexto en el que cada vez más voces reclaman un segundo referéndum sobre el Brexit. “Salvo que se produzca un cambio en el corazón de nuestros amigos británicos, el Brexit se convertirá en una realidad -con todas sus consecuencias negativas- en marzo del año que viene. Nosotros, aquí en el continente, no hemos tenido un cambio en el corazón. Nuestros corazones siguen abiertos a vosotros”, señaló Tusk en la red social Twitter.

Una vez los británicos se hayan ido bajo el artículo 50, todavía hay el artículo 49, el cual permite volver a ser miembro y a mí eso me gustaría“, indicó el luxemburgués. Me gustaría que ahora nos tratásemos el uno al otro con respeto y no nos abandonásemos”, puntualizó.

El presidente de la CE ha apuntado también que, en cualquier caso, “no habrá ganadores” en el proceso de divorcio y que el Brexit será una situación en la que “todos pierden”, tanto Reino Unido como el resto de la UE y sus instituciones. “Sigo viendo el Brexit como una catástrofe, un fracaso que todos debemos asumir, aunque las razones de la decisión de los británicos es más profunda”, ha analizado Juncker, para quien los británicos nunca se han sentido a gusto en la UE”.

El presidente Tusk ha hecho algunos comentarios sobre el Brexit. Ha dicho que nuestras puertas se mantienen abiertas. Espero que se escuche claramente en Londres”, dijo Juncker. Recientemente, el exlíder del eurófobo Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, y gran alentador del Brexit abrió la puerta a celebrar un segundo referéndum.

Estas declaraciones se producen tan sólo un día después de que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, invitase a los británicos a reconsiderar su decisión. “Nuestros corazones siguen abiertos para vosotros (los británicos)”, anunció.

Esta invitación no fue muy bien recibida por Londres. “Creo que hemos sido absolutamente claros: los británicos votaron a favor de abandonar la Unión Europea y eso es lo que haremos“, aseguró un portavoz de Theresa May.

Noticia con información de: www.eleconomista.es, www.deia.com