Se busca una niñera que cuide a dos niños, que acepte 28 días pagos de vacaciones, además de días feriados, y que acceda a unos $63,000 anuales. El único detalle: trabajar en una casa que está supuestamente embrujada.

Una familia escocesa está desesperada por encontrar a una empleada que cumpla con estas especificaciones que han hecho renunciar a unas cinco niñeras en el último año.

La oferta fue publicada por la madre hace unos días en un portal que pone en contacto a padres y cuidadores. En el anuncio, se explica que los padres viajan por razones laborales hasta cuatro noches por semana y que necesitan a alguien que se haga cargo de los pequeños y la casa.

“Tenemos una hermosa propiedad amplia situada en un lugar remoto con vistas espectaculares”, describe la oferta de empleo citada por La Vanguardia. Las tareas solicitadas incluyen atender a los niños, ayudar con los deberes y a cambio podrán disponer de una habitación cómoda con cuarto de baño y cocina privada.

En el anuncio explicó que antes de comprar la casa, le alertaron de las actividades paranormales, pero que ignoraron las advertencias y compraron la casa. Los incidentes sobrenaturales van desde ruidos extraños, cristales rotos y movimiento de muebles.

El anunciante en la página, Richard Conway, explicó al diario The Telegraph que no confiaron en el cartel a primera instancia por lo que se pusieron en contacto con los padres, y algunas de las niñeras que abandonaron el trabajo, y comprobaron que la historia era real.

De acuerdo con los padres, nadie ha resultado herido durante estos supuestos fenómenos extraños. 

Noticia con información de: www.elnuevodia.com