La Uefa abrió un proceso disciplinario contra el París Saint-German por las bengalas encendidas por sus aficionados en el partido de vuelta de octavos de final de la Champions, frente al Real Madrid, donde el equipo francés fue eliminado, el veredicto se daría el próximo 22 de marzo.

Según la Unión de Federaciones de Fútbol Europeas (UEFA), el PSG incurrió en indisciplinas en el Parque de los Príncipes, tales como el encendido de bengalas en el curso del partido, que obligó a detener el encuentro en dos ocasiones durante el segundo período.

“Utilización da aparatos pirotécnicos”, “uso de rayos láser”, “obstrucción de escaleras” y sobre todo “organización insuficiente”, son los cargos que pesan sobre el PSG tras su encuentro perdido frente al Real Madrid (1-2, que se unió a la derrota en la ida por 1-3).

Asimismo se utilizaron punteros láser en determinados momentos y existieron insuficiencias en la organización del choque relacionadas con la seguridad.

Por último, detectaron el bloqueo de algunas escaleras, sobre todo al término del desafío.

Fuentes de la UEFA confirmaron que el caso será estudiado el 22 de marzo por la Comisión de Control, Ética y Disciplina, que ya sancionó al club parisino en la primera etapa de la actual temporada.

En esa ocasión, la institución impuso al equipo galo una multa de 40 mil euros tras el partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones contra el Bayern de Múnich por la introducción y encendido de bengalas en su estadio.

El árbitro del partido tuvo que interrumpir en dos ocasiones el choque y el ‘speaker’ del estadio pidió en ambas a los aficionados que cesaran de utilizar las bengalas.

El diario L’Equipe contó unas 150 bengalas encendidas en el campo, sobre todo en la Tribuna Auteuil, donde se reúnen desde octubre de 2016 los ultras del PSG.

Según el periódico deportivo, el París-SG corre el riesgo de ser sancionado con un partido a puerta cerrada en competiciones europeas.