El director de un periódico venezolano, que lleva por nombre Correo del Caroní ha sido sentenciado por un tribunal de ese país a pagar 4 años de prisión; la condena se debe a la supuesta difamación de empresarios que, según el diario están involucrados en un escándalo de corrupción en la Ferrominera del Orinoco, una empresa estatal que se encarga de la explotación del hierro en el Venezuela.

La sentencia del tribunal no es “firme”, lo que significa que los abogados de David Natera Febres, pueden apelar la decisión, sin embargo de perder la apelación el directivo del periódico tendrá que ir a prisión.

Por su parte Oscar Murillo, jefe de redacción del diario comentó que esta sentencia es una más que agrega a los ataques a la libertad de expresión que ha realizado el oficialismo a los medios independientes de Venezuela.

“La sentencia es regresiva en materia de libertad de expresión. Creo que esta es una sentencia que crea un precedente nefasto que criminaliza el periodismo libre e independiente. Un medio de comunicación independiente que se le presente la oportunidad de investigar casos de corrupción en empresas públicas, ahora lo van a pensar dos veces” dijo Murillo, en una entrevista que otorgó a un canal televisivo venezolano llamado Globovisión.

“En el juicio se investigaba que el Correo había investigado por su propia cuenta Más de 20 periódicos del país y 20 medios internacionales publicaron este caso de corrupción a Ferrominera. El mismo Maduro en una alocución hizo referencia al caso y destituyó al presidente de la institución (…) La condena al director del medio va a esperar hasta que esta sea una sentencia firme y si la corte de apelaciones ratifica esta sentencia lamentablemente el va a tener que ir preso”, subrayo Murillo en la entrevista.

La sentencia, además de los 4 años de prisión, también incluye una multa por 201,249 Bs, una imposición “prohibición de publicar noticias relacionadas con un empresario de la región, en cuanto al caso de corrupción en FMO” y mientras se fija la sentencia, natera tendrá prohibición de salida del país y un régimen de presentación ante los tribunales cada 30 días.

Por su parte la condena ha traído el repudio de varios sectores del país, incluyendo el Comité para la Protección de Periodistas que considera la decisión como “claro ataque contra la libertad de prensa” 

La SIP (Sociedad Interamericana de Prensa) también se manifestó a través de su presidente Claudio Portillo, e indicó que “con esta filosofía se promueve la censura previa y que los medios miren al costado ante denuncias de corrupción”.

Noticia con información de: www.atodomomento.com

Foto: www.atodomomento.com