Un juzgado en el Vaticano sentenció al monseñor Carlo Alberto Capella a cinco años de prisión y a pagar una multa de 5000 euros por posesión y distribución de pornografía infantil. El sacerdote italiano fue descubierto durante su estadía en Washington, Estados Unidos, en donde se desempeñaba como consejero de la Nunciatura.

El exdiplomático cumplirá la pena en una pequeña cárcel dentro del cuartel general de la policía del Vaticano, indicó la Santa Sede.

Estados Unidos pidió al Vaticano retirar la inmunidad diplomática para juzgar a Carlo Alberto Capella, pero desde Roma se negaron

El proceso duró dos días y Capella reconoció en la primera audiencia el viernes que había desarrollado un deseo “morboso” tras llegar a Estados Unidos para asumir un cargo diplomático en la embajada del Vaticano en Washington, en 2016.

La Fiscalía vaticana argumentó en la audiencia de esta mañana que Capella debía ser condenado porque se había demostrado que poseía “una ingente cantidad” de material de fotos y videos, y también dibujos, con imágenes de menores en actos sexuales explícitos. El material además fue compartido en la red social Tumblr. 

“Nunca fue parte de mi vida sacerdotal antes”, aseguró el imputado a la corte, agregando que era infeliz en Washington.

El Departamento de Estado estadounidense notificó al Vaticano en agosto de 2017 de una posible violación de leyes relativas a imágenes de pornografía infantil por parte de un miembro del cuerpo diplomático de la Santa Sede acreditado en Washington.

Las leyes estadounidenses posteriormente requerían que se revocara la inmunidad diplomática de Capella para un posible proceso judicial en ese país, pero el Vaticano se negó.

Autoridades de la policía en Windsor, Canadá, dijeron después que Capella fue llamado a Roma que habían emitido una orden de arresto en su contra por sospechas de posesión y distribución de pornografía infantil en Internet cuando el exdiplomático estaba visitando una iglesia en Canadá.

Con información de www.es.reuters.com y www.infobae.com