A cuatro años y medio de cárcel fue condenada una madre que llevó engañada a su hija hasta Pakistán para casarla a la fuerza fue condenada. El fallo lo emitió la justicia británica.

La mujer fue declarada culpable este martes al término de un juicio en Birmingham, en el centro de Inglaterra, informaron medios locales. En el juicio se describió la angustia y lloros de la niña cuando la obligaron a casarse con un hombre 16 años mayor que ella.

“Usted la engañó cruelmente. Estaba asustada, sola, retenida contra su voluntad, obligada a un matrimonio que la aterrorizaba”, dijo el juez Patrick Thomas al imponer la condena,  reseñaron agencias de noticias.

Según los datos presentados, el hombre con el que fue obligada a casarse la había dejado embarazada a los 13 años en un viaje anterior a Pakistán, y abortó a su regreso a Reino Unido.

La identidad de la condenada no se reveló para proteger a la menor. Según lo establecido en el juicio, la madre “prometió” a la hija un nuevo teléfono si aceptaba ir de vacaciones en familia a Pakistán, justo cuando la niña estaba a punto de cumplir 18 años.

Tras la boda, y después de conocer el caso, las autoridades británicas consiguieron rescatar a la joven.

Un delito

Los matrimonios forzados se convirtieron en delito en Reino Unido en el año 2014, pero pocas veces llegan casos a las cortes de justicia. A través de la denuncia y una observación bien profunda de las autoridades, casos de este tipo pueden salir a la luz pública.

Son alarmantes las cifras de trata de personas en Europa por lo que los filtros en inmigración de los aeropuertos o estaciones de trenes son cada vez más fuertes. Aún así los “tratantes” encuentran la manera de engañar a las jóvenes y así desplazarlas a mercados árabes o hasta Estados Unidos, plazas en las que se alojan los “destinatarios”.

 

(Con información de AFP)