En 2016 el japonés Yoshinori Ohsumi ganó el Premio Nobel de Medicina por su investigación sobre la ‘autofagia’, un mecanismo que describe cómo el organismo se puede alimentar de sus propias células ‘malas’ logrando por sí solo la regeneración de nuestro cuerpo.

En un trabajo publicado en el portal de la BBC, explican que la palabra ‘autofagia’ hace referencia a “comerse a uno mismo”, que sería el mecanismo por el que las células de nuestro cuerpo se degradan y reciclan sus propios componentes. “Por ejemplo, después de una infección mediante el proceso de la autofagia podemos destrozar los virus y bacterias”, detallan.

Por su parte, el portal argentino Infobae destaca que “un mecanismo de autofagia deficiente puede ser también causante de distintas enfermedades”.

Sin embargo, parece estar tomando fuerza esta modalidad que muchos aseguran puede activarse a través del ayuno, el ejercicio intenso y la restricción de los hidratos de carbono.

Entrevistado por la BBC, el doctor David Rubinsztein, profesor de neurogenética molecular de la universidad de Cambridge y miembro del Instituto de Investigación de la Demencia de Reino Unido, dijo que “hay estudios en los que han encendido el proceso utilizando herramientas genéticas, o fármacos o el ayuno, y en esos casos los animales tienden a vivir más tiempo y a estar, en términos generales, más en forma”.

Mientras que Naomi Whittel, en su libro “Glow 15”, propone un programa de 15 días que incluye ayunos de 16 horas tres veces a la semana, reducción de la ingesta de proteínas un día, comiendo hidratos de carbono a última hora de la jornada y haciendo periodos de ejercicio de gran intensidad. Según Whittel, ella observó varios beneficios después de probar su programa con voluntarios, que incluyó pérdida de peso, reducción de las líneas de expresión (o arrugas) o mejoras en su masa muscular.

Con información de www.bbc.com y www.infobae.com