El Partido Conservador del primer ministro Boris Johnson se habría apuntado una victoria en las elecciones generales celebradas este jueves en el Reino Unido, según un sondeo a pie de urna.

Según la encuesta difundida por las principales canales de televisión británicos al cierre de los colegios electorales a las 22:00 hora local, los Tories ocuparán 368 de los 650 curules de la Cámara de los Comunes, con lo cual garantizan una mayoría absoluta que les permitiría gobernar en solitario.

Los laboristas liderados por Jeremy Corbyn quedarían con 191 asientos, mientras que el Partido Nacional Escocés tendría 55, por 13 los Liberales Demócratas 13, y uno los Verdes.

Los restantes 22 candidatos serían de otras fuerzas minoritarias, menos del Partido del Brexit, que quedaría fuera del Palacio de Westminster pues ninguno de sus nominados habría ganado siquiera uno de los distritos electorales.

El sondeo a pie de urna es visto por los analistas como un pronóstico bastante cercano al resultado real que se anunciará en la madrugada de mañana viernes.

De ser correcto, Johnson tendría las manos libres para concretar la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) el 31 de enero próximo.

La crisis provocada por el Brexit fue precisamente el catalizador que precipitó el adelanto de unas elecciones que estaban inicialmente previstas para mayo de 2022, pues la Cámara de los Comunes se negó repetidas veces a respaldar el tratado de retirada negociado por el Ejecutivo conservador.

Para el laborismo, que planeaba cambiar el país con un plan de gobierno que incluye la renacionalización de los servicios básicos, grandes inversiones en educación, salud y otros sectores sociales, además de un segundo referendo sobre el Brexit, sería una dura derrota, pues tendrían menos asientos que en la última legislatura.

Agencias