Copacabana ultima los preparativos para las tradicionales fiestas que organizan a fin de año y se prepara para una prevista gran llegada de turistas con el inicio del verano austral el próximo jueves.

Los principales preparativos están dirigidos para el “Réveillon”, nombre que recibe en Río de Janeiro la celebración de la Nochevieja y que anualmente reúne en Copacabana a cerca de un millón de personas, que celebran en su arena la entrada en un año nuevo al son de música y fuegos artificiales.

Además, para esta noche está previsto el inicio del programa “Rio de Janeiro a Janeiro” (Río de Janeiro en enero), un conjunto de actividades y fiestas que tiene el objetivo de aumentar en un 20 % el flujo de turistas y de generar unos ingresos de 6.100 millones de reales(1.906 millones de dólares), según datos de Riotur, la empresa municipal de fomento del turismo de Río.

De acuerdo a las estimaciones de este organismo, durante el verano austral serán generados en Río de Janeiro cerca de 170.000 empleos, gracias a los 2,7 millones de turistas que son esperados para la temporada y de los que se espera que dejen en la ciudad 2.200 millones de reales (unos 687,5 millones de dólares).

Además del “Réveillon” en la playa, Río de Janeiro ofrece gran variedad de fiestas pagadas en los diversos hoteles de la ciudad que ofrecerán diferentes menús y estilos, por un rango de precios que oscila entre los 450 reales (unos 140,6 dólares), la más barata, hasta los más de 3.500 reales (unos 1.093,7 dólares) que cuesta el fin de año en el lujoso hotel Copacabana Palace. 

En Latinoamérica, Brasil sigue siendo uno de los destinos favoritos escogidos por quienes quieren tener un fin de año diferente. El país famoso por su Carnaval tiene muchas referencias por sus playas, su gastronomía y el trato de su gente.

 

Noticia con datos de EFE