Según datos difundidos este jueves por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS), los delitos con violencia aumentaron en las regiones británicas de Inglaterra y Gales un 19 %, hasta 1,2 millones, en los doce meses hasta el pasado junio.

La ONS resaltó que el número total de delitos registrados por la Policía entre junio de 2016 y junio de 2017 en esos territorios ascendió a 5,2 millones, un 13 % más que en los doce meses precedentes.

El jefe de estadísticas de crimen de la ONS, John Flatley, sostuvo que el incremento de los delitos se debe en parte a que la Policía ha mejorado la manera en que los registra, pero también ha habido “un verdadero aumento” de la actividad delictiva.

Por otro  lado, precisó que el aumento debe analizarse dentro del contexto de una tendencia a la baja generalizada en los últimos años.

Noticia con información de: ww.dw.com