Las familias en Reino Unido gastarán casi un tercio más en sus hipotecas y otras deudas a lo largo de los próximos cinco años, lo que desata los temores de que muchas grupos familiares se verán sumergidos en dificultades para hacer frente a los crecientes costos si las tasas de interés aumentan tal y como lo han estado previendo los expertos en economía del país.

En concreto, los datos de la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria, desvelan que los costos de la deuda de los hogares aumentarán un 29% para 2023, la gran mayoría de los cuales probablemente sea por las hipotecas.

El aumento puede tomar por sorpresa a los propietarios, dado que los costos cayeron un 9 en los últimos cinco años y también disminuyeron como una parte del ingreso familiar en casi una cuarta parte debido a las tasas de interés históricamente bajas.

Renta básica

Mantener el estado de bienestar es uno de los retos a los que se enfrentan los gobiernos de todo el mundo. Una de las últimas propuestas para combatir esta situación llega desde Reino Unido, donde el think tank Royal Society of Arts ha presentado un informe en el que propone una renta básica de 5,000 libras (5,600 euros) al año durante dos ejercicios para todos los británicos menores de 55 años.

Esta medida podría ser el primer paso para establecer una renta básica universal para todos los ciudadanos británicos, amenazados por la automatización del trabajo -que podría disparar el desempleo-, el Brexit y el envejecimiento de la población, según señala el informe, recogido por The Guardian.

Las cinco mil libras les servirían a los beneficiarios para ayudar a pagar cursos de formación o reciclaje laboral, la atención social o la apertura de nuevos negocios -a cambio de perder otros subsidios públicos y renunciar a algunas exenciones fiscales. Dichos pagos no serían evaluados, simplemente bastaría con que los solicitantes explicasen en la petición cómo pensaban utilizar el dinero.

Noticia con información de: www.eleconomista.es