Este lunes 29 de mayo, decenas de vuelos de British Airways (BA) seguían cancelados en el aeropuerto de Heathrow, una de las aeroestaciones que sirve a Londres, mientras que otros habían podido despegar con retraso como consecuencia del fallo operativo que afectó el domingo a la aerolínea, que aún trabaja para resolverlo, informó el aeropuerto londinense.

Una portavoz de Heathrow declaró que “tras el problema global con el sistema informático de BA, hoy se esperan retrasos y cancelaciones de vuelos de la aerolínea”, reportó la agencia Efe.

“Antes de salir hacia el aeropuerto los pasajeros de BA deben comprobar el estado de su vuelo”, recomendó el portavoz, que añadió que quienes vieron cancelados sus vuelos el sábado “no tienen que volver al aeropuerto hasta que tengan otra reserva”.

En Heathrow, el aeropuerto de mayor tráfico de Europa y situado al oeste de Londres, alrededor de 90 vuelos despegaron y 36 fueron suspendidos en lo que va de la jornada, mientras que en Gatwick, al sur de la ciudad, despegaron esta mañana 17 vuelos y ninguno fue cancelado, precisaron.

En general, todavía hay retrasos y numerosas personas esperando sobre todo en Heathrow, donde algunos pasajeros resolvieron pasar la noche, mientras que las estaciones de tren de Londres también registraban largas filas de personas que optaron por llegar a sus destinos por vía terrestre.

BA indicó que espera restablecer este domingo “casi todos sus servicios” desde los aeropuertos londinenses de Heathrow y Gatwick, mientras aumentan las quejas por pasajeros extraviados y pérdidas de equipaje.

La aerolínea afronta una elevada factura por los reclamos de los usuarios, tanto por los retrasos y cancelaciones de vuelos como por los costos de alojamiento y comida, que está obligada a facilitar a los perjudicados.

Noticia con información de: www.cronista.com