Científicos de Brasil, Argentina y Ecuador descubrieron tres nuevas especies de serpientes en el archipiélago de Galápagos, gracias a un estudio que comenzó hace una década en las islas donde el científico británico Charles Darwin desarrolló su teoría sobre la evolución y selección natural de las especies.

Con ese hallazgo suman nueve las especies de serpientes que conviven en el archipiélago ecuatoriano

Se trata de las especies “Pseudalsophis thomasi” y “darwini”, que no llegan a 25 centímetros de largo, y de la “Pseudalsophis hephestus”, de hasta 50 centímetros, explicó Mario Yánez, investigador del Instituto Nacional de Biodiversidad (Inabio), que participó en el estudio.

Los ejemplares descubiertos de las tres nuevas especies son de un color café que les permite camuflarse en las rocas o la vegetación seca del archipiélago, donde hay dos linajes de serpientes: las grandes que alcanzan hasta 55 centímetros de largo y las pequeñas, que no llegan a los 25.

La investigación, encabezada por el herpetólogo y paleontólogo brasileño Hussam Zaher, y que incluyó en 2008 un recorrido durante quince días por las catorce islas e islotes del archipiélago, consistía en capturar y revisar nuevas muestras a fin de llenar un vacío en el conocimiento de los reptiles del lugar.

“A pesar de que este archipiélago tiene más de 200 años de tradición en investigaciones sobre la biodiversidad, las serpientes eran el grupo menos estudiado”, advirtió. Y es que los datos sobre las poblaciones de estos reptiles se restringían principalmente a dos publicaciones hechas en 1945 y 1997.

Los resultados del nuevo estudio, publicado en la revista británica Systematics and biodiversity, revelan que el ancestro de todas las serpientes de las Galápagos vivió hace 6,9 millones de años en una de las islas Proto-Galápagos, una plataforma más antigua del archipiélago actual que constaba de 19 islas, cinco menos que ahora.

Con ese hallazgo, que tuvo lugar en las islas Santiago y Santa Fe y en el islote Tortuga, suman nueve las especies de serpientes en el archipiélago, situado a unos 1.000 kilómetros de las costas continentales ecuatorianas.

Aunque se desconoce el número aproximado de serpientes, Yánez comenta que en unas islas, la Isabela, puede haber una alta densidad de la especie “Pseudalsophis occidentalis”, con “más de treinta serpientes en un metro cuadrado”.

Por el contrario, en las islas Wolf y Darwin no se han hallado esos reptiles, apuntó este investigador, que tiene quince años de experiencia y ha publicado más de cien artículos en revistas especializadas.

El hallazgo de las tres nuevas especies revela “que después de 200 años todavía hay más diversidad por encontrar en Galápagos”, un laboratorio natural catalogado en 1978 como Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco.

Con información de www.lahora.com.ec