Dexcom acaba de presentar un nuevo y pequeño gadget para tratar la diabetes, llamado“G6”. Se trata de un dispositivo que presenta muchas novedades con respecto a la edición anterior, mejorando la detección de los niveles de glucosa en sangre de los pacientes con esta patología a partir de los dos años de edad.

Su característica principal es que para calibrar el sistema no hace falta ninguna gota de sangre, convirtiéndose en un elemento que se incorpora a la piel del abdomen y que, a través de un pequeño sensor, mide la cantidad de glucosa del fluido corporal. De esta forma, el dispositivo transmite los niveles de glucosa a tiempo real cada cinco minutos a cualquier plataforma externa, tanto apps en el teléfono móvil como relojes inteligentes.

En el mes de marzo, la FDA permitió su comercialización en Estados Unidos y pasó a ser el primer sistema de monitorización continua de glucosa permitido por esta institución, que se integra con otros dispositivos médicos compatibles, como con los dosificadores de insulina u otros tipos de tecnología utilizada para el control de la diabetes. Esta autorización también somete al producto a algunos criterios “especiales”, con lo que la puesta en el mercado será más económica.

Esta variedad de aplicaciones compatibles le proporciona al paciente más flexibilidad y comodidad a la hora de su uso. Además, permite compartir los datos recopilados con hasta cinco personas e integra un sistema automático de dosificación de insulina que actúa en consecuencia a los niveles de azúcar en sangre.

El dispositivo debe reemplazarse cada 10 días y, como novedad, está calibrado de fábrica y no necesita que los pacientes lo hagan con un pinchazo y una gota de sangre.

El G6 será la base en la que se construirá una novedosa tecnología portátil que “revolucionará” el tratamiento para los diabéticos de la mano de DexcomVerily Life Sciences, filial de Alphabet (Google), por un acuerdo alcanzado hace poco más de un mes. Esta alianza permitirá el acceso a una tecnología muy específica y a distintos sensores de miniaturización.

Aún no se sabe cuándo se podrá ver el primer wearable creado por ambas compañías pero sí se conoce que será todavía más pequeño que el G6 y que podría ser desechable a la vez que muy económico.

Noticia con información de: www.infodiabetico.com