Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, sobrinos de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores, esposa del presidente Nicolás Maduro, fueron sentenciados este jueves a 18 años de prisión, más una multa de 50.000 dólares.

La defensa de los familiares de la primera dama solicitó que la condena fuera cumplida en la cárcel Coleman, ubicada en Florida, Estados Unidos. La petición fue aceptada por la fiscalía de Nueva York.

Vale acotar que los dos años que llevan los hombres en espera de la decisión final cuentan como parte de la sentencia; es decir,  saldrían en libertad en los próximos 16 años.

La periodista Maibort Petit se encuentra a las afueras de los tribunales y hace cobertura directa del proceso judicial.  El 10 de noviembre de 2015, en Haití,  los sobrinos de la pareja presidencial fueron detenidos mientras realizaban negociaciones para hacer el primer envío de la serie de cargamentos de droga que habían negociado con unos supuestos narcotraficantes mexicanos que eran funcionarios confidenciales de la DEA, quienes los investigaban.

Más datos

Los sobrinos viajaron a Haití en un jet privado y en el momento de ser capturados ambos tenían pasaportes diplomáticos.

En julio de 2016 se conoció un documento del fiscal del Distrito Sur de Nueva York, Preet Bharara, en el que se afirmaba que ambos admitieron haber negociado con las FARC para traficar cocaína en noviembre del 2015, desde Venezuela hacia Honduras, de donde saldría a territorio estadounidense.

“Durante el vuelo de Haití a Estados Unidos, los acusados confesaron, sin coerción, su participación en el cargo de conspirar para importar cocaína”, se lee en ese documento judicial.

La fiscalía de la corte federal del Distrito Sur de Nueva York alegaba que en octubre del 2015 ambos participaron en reuniones secretas en Venezuela, relacionadas con el envío de un cargamento de coca a Estados Unidos a través de Honduras.

Según los fiscales, para sustentar sus argumentos se basó en un grueso expediente que incluye grabaciones y comunicaciones electrónicas.

El 17 de diciembre de 2015, los dos se declararon inocentes ante el juez del caso, Paul Crotty.

Las audiencias del caso fueron pospuestas varias veces pues, a mediados de 2016, la defensa de los primos Flores pasó de defensores públicos a un bufete de abogados privado, tras reconocer la existencia de un conflicto de intereses entre ellos y los acusados por el pago realizado a los abogados por parte de una tercera persona.

 

Noticia con información de el-nacional.com / CNN en Español