Diputados británicos solicitan un debate parlamentario sobre Siria en sus respectivas cuentas de Twiter al tiempo que la proclama “No en mi nombre Theresa May” está rebotando velozmente por el ciberespacio.

“Angela Merkel ha confirmado que Alemania no emprenderá ninguna acción militar en Siria. Ahora es su turno Theresa May”, escribió la usuaria Rachel Swindon.

Muchos contrastan las promesas de la campaña Brexit con la negativa de la primera ministra a convocar al parlamento antes de enzarzar al Reino Unido en un ataque contra el régimen de Bashar Asad.

“Prometieron que Brexit consiste en recuperar el control; esos brexiteros se sientan hoy a la mesa del gabinete para maquinar cómo bombardear Siria sin un voto en (el parlamento de) Westminster — lo único que querían era poder para ellos”, protestó Manuel Corte, secretario general del sindicato del transporte TSSA.

También el líder laborista, Jeremy Corbyn, emplazó a May a suspender las vacaciones parlamentarias y consultar con los diputados la posibilidad de intervenir en Siria más allá de los autorizados objetivos yihadistas.

“Es vital que el Parlamento tenga la oportunidad de debatir y decidir con antelación cualquier propuesta del Gobierno en apoyo de una nueva intervención militar en Siria liderada por Estados Unidos, que arriesga la escalada del conflicto”, tuiteó Corbyn.

Noticia con información de: mundo.sputniknews.com