El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no realizará una visita a Londres para abrir la embajada de su país, escribió este jueves a través de su cuenta en Twitter.

El viaje, que habría sido el primero de Trump en el Reino Unido como primer mandatario norteamericano, no había sido anunciado oficialmente, pero se esperaba para el mes de febrero de este año.

“La razón por la que cancelé mi viaje a Londres es que no soy un gran admirador de que el gobierno de Obama haya vendido la quizá más hermosa y mejor ubicada embajada de Londres por ‘cacahuetes’, solo para construir una nueva en una ubicación remota por 1,200 millones de dólares. Mal negocio. Me querían para cortar el listón, ¡NO!”, dice el post completo.

Pero la decisión de trasladar la embajada de Grosvenor Square a Nine Elms se tomó en 2008, con George W. Bush en la Presidencia, no con Obama. Habría sido imposible adaptar el viejo edificio de concreto con las medidas de seguridad necesarias, dijeron funcionarios en ese momento.

Se espera que grandes protestas acompañen cualquier visita presidencial a la capital británica, donde Trump es profundamente impopular.

Un funcionario británico dijo este viernes que la invitación a Trump para una visita de Estado, primero extendida por la primera ministra británica Theresa May, durante su visita a Estados Unidos al inicio de la presidencia de Trump, sigue en pie: “La invitación para una visita de Estado ha sido extendida y aceptada”, afirmó el funcionario.

El funcionario hizo una distinción entre la visita de Estado, que incluiría un encuentro con la reina Isabel II y procesiones como un desfile de caballos, y una visita de trabajo, que incluiría una reunión con May y otras formalidades diplomáticas como la apertura de la embajada.

El exlíder laborista, Ed Miliband, respondió al tuit de Trump poco después de su publicación, cuestionando la afirmación de que la insatisfacción de Trump con el acuerdo había descarrilado la visita.

“No, es porque nadie quería que vinieras”, escribió Miliband en una respuesta al tuit del líder estadounidense. “Y recibiste el mensaje”.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, crítico de Trump, dijo este viernes que el presidente “recibió el mensaje de muchos londinenses que aman a Estados Unidos y a los estadounidenses, pero consideran que sus políticas y acciones son totalmente opuestas a los valores de nuestra ciudad”.

En noviembre del año pasado, Khan criticó duramente a Trump por retuitear la propaganda antimusulmana de un partido de extrema derecha británico, y sugirió que May no debería darle la bienvenida a Trump a su país para una visita de Estado.

Khan, quien es musulmán, llamó a Britain First, el partido de extrema derecha Trump que retuiteó, “un grupo vil y extremista que existe únicamente para sembrar división y odio en nuestro país”.

Agregó que los videos hacen “cada vez más claro que ninguna visita oficial del presidente Trump a Gran Bretaña sería bienvenida”.

Noticia con información de: cnnespanol.cnn.com