Dubai, en su afán de ser un modelo de ciudad futurista, está trabajando en un ambicioso plan, que se basa en secuenciar el ADN de todos sus habitantes (ciudadanos y no ciudadanos), un estudio masivo del genoma de unas 3 millones de personas. Según la organización Dubai Health Authority, el estudio busca prevenir, mitigar y erradicar enfermedades en el futuro.

Esta idea surge de la iniciativa gubernamental Dubai 10X, un conjunto de proyectos que se centran en implementar tecnologías que serán comunes en el futuro (o eso se espera). El proyecto, bajo el nombre de Dubai Genomics, se publicó oficialmente el pasado sábado y constara de tres fases: crear la base de datos, analizar la base de datos y aplicar farmacogenómica sobre los resultados. Un largo proceso que puede llevar años, sólo la recolección de muestras tiene una duración mínima estimada de 24 meses.

El primer paso es construir la infraestructura necesaria para la secuenciación de toda la población. Una vez hecho la idea de los responsables del proyecto es comenzar a tomar muestras cuanto antes de los ciudadanos de los Emiratos Árabes Unidos. Serán los primeros pero no los únicos, ya que con el tiempo buscan secuenciar el ADN del resto de residentes también. El objetivo es que todo residente tenga el ADN en la base de datos. Esta primera fase ni será fácil ni barata, tampoco las siguientes dos.

En la segunda parte del proyecto desarrollarán un sistema basado en aprendizaje automático para analizar más fácilmente todos los datos captados. ¿Con qué objetivo? Pronosticar futuras enfermedades y riesgos con tal de planificar medidas preventivas. La página oficial no dice mucho más al respecto, pero lo más probable es que se analicen los datos en masa para encontrar tendencias a medio y largo plazo. No está claro sin embargo qué tipo de análisis se va a hacer, si de todo el genoma o tests genéticos.

Por último, en una tercera fase se aplicará farmacogenómica (que no farmacogenética) para desarrollar nuevas vías de tratamiento de las enfermedades. Aquí es donde entrarán en juego compañías farmacéuticas también. En vez de estudiar a un paciente para determinar cual es el problema y cuál es la solución, se analizará cientos y miles de genomas para encontrar puntos comunes que hayan causado el trastorno o la enfermedad. Mediante este estudio se consigue crear un medicamento específico para el problema.

Noticia con información de: www.xataka.com