Medios de comunicación australianos dieron a conocer que el fundador de Wikileaks, Julian Assange, ha solicitado al Gobierno de Australia que interceda en su nombre ante el temor de ser expulsado de la embajada de Ecuador en Londres, donde se refugia desde hace años para evitar una posible extradición.

Assange, de 47 años y nacido en la ciudad australiana de Townsville, no ha dejado la legación diplomática desde 2012 por temor a que las autoridades británicas lo deporten a Estados Unidos, donde podría ser juzgado por la publicación de documentos militares y diplomáticos de carácter confidencial.

La abogada de Assange en Londres, Jennifer Robinbson, dijo al portal «News.com.au» que estaba «obviamente muy preocupada» por las conjeturas acerca de la posible expulsión. «Desde nuestro punto de vista él requiere una protección continua», ha comentado la letrada al portal de noticias australiano. Assange «es todavía un ciudadano australiano y (el Gobierno de Australia) tiene la obligación, y creo que el deber, de ejercer los derechos de protección de un ciudadano australiano».

 La semana pasada el presidente ecuatoriano Lenin Moreno estuvo de viaje por Europa y visitó Reino Unido con motivo de la celebración de una cumbre global sobre discapacidad. En esta visita un portavoz del gobierno británico declaró que no se llevaron a cabo conversaciones sobre el «caso Assange», sin embargo en un reciente informe del diario británico «Sunday Times» afirmó que el diálogo se había retomado. Algo que Lenin Moreno confirmó en su visita a España, declarando que «continúa con los diálogos con el equipo legal de Assange y con el gobierno británico», según informó el diario El Comercio de Ecuador.
Moreno explicó que él nunca ha estado «a favor» de las actividades de Assange. Con anterioridad, el presidente sudamericano se había referido al fundador de Wikileaks como «una piedra en el zapato».

Si se produjera la salida, el programador cibernético sería arrestado por la policía británica por violar las condiciones de una fianza. La libertad bajo fianza que le fue otorgada tiene que ver con las acusaciones de acoso sexual que Assange enfrentaba en Suecia , junto con una orden y captura que se emitió hace seis años y ratificada el pasado febrero.

Aunque Suecia abandonó la investigación del caso sexual, Assange sospecha que su arresto por violar los términos de la fianza en Reino Unido conduciría a su extradición a Estados Unidos, que lo requiere por publicar secretos de ese gobierno en el sitio web de Wikileaks.

Wikileaks acaparó los titulares globales en abril de 2010, cuando publicó el video de soldados estadounidenses matando a tiros a 18 civiles, desde un helicóptero en Irak.

 

Noticia con información de: www.expreso.ec