La canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, llamó a consultas al representante permanente del país ante la Organización de Estados Americanos (OEA), por el “accionar incomprensible, poco ético y contrario a procedimientos legales” de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la cual solicitó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) medidas provisionales en relación a uno de los puntos del referéndum celebrado este 4 de febrero de 2018.

La CIDH pidió a la Corte IDH medidas cuatelares a favor de los miembros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS): Edwin Jarrín, Tania Pauker y Sonia Vera, a fin de que ordene al Estado ecuatoriano que se abstenga de destituirlos. Esta fue una respuesta a la solicitud hecha por los funcionarios, quienes pidieron protección ante el organismo internacional, debido a que una de las preguntas del plebiscito, que fue aprobada por la ciudadanía, consultaba a los ecuatorianos si estaban de acuerdo con reestructurar el CPCCS, dar por terminado el período de sus actuales miembros y nombrar un Consejo transitorio.

“El Gobierno de Ecuador reitera la plena legalidad y legitimidad del referéndum y consulta popular, así como el rechazo a la actuación desde la CIDH”, dice el texto en referencia al organismo dependiente de la OEA, que solicitó medidas provisionales a favor de los actuales miembros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs) de Ecuador, cuyas funciones eran cesadas por la pregunta 3 de la Consulta Popular.

Asimismo, asegura que defenderá la legitimidad del proceso, impulsado por Moreno, y que llevó este domingo a los ecuatorianos a las urnas para dar respaldo a las modificaciones de la Carta Magna.

La decisión se anuncia luego de que el mandatario llamara a todas las funciones del Estado a “expresar en unidad” a defender  “ante los organismos internacionales” la posición de la voluntad popular expresada a través de las urnas este domingo.

Noticia con información de: rt.com y www.telesurtv.net