Este lunes el ministro de Interior de Ecuador, César Navas, dijo en relación al secuestro del equipo periodístico del diario El Comercio, en la frontera norte con Colombia, que: “No estamos en ningún proceso de negociación, es claro”.

Ya han pasado dos semanas desde que el periodista Javier Ortega, de 32 años; el fotógrafo Paúl Rivas, de 45, y el conductor Efraín Segarra, de 60, fueron secuestrados en Mataje, provincia ecuatoriana de Esmeraldas, cuando fueron a hacer una cobertura de la intensificación del conflicto en la zona, donde se han registrado varios atentados desde enero pasado.

Durante una reunión con la prensa este lunes, Navas dijo que están “analizando o se han abierto cuatro escenarios”, de los cuales no brindó ningún detalle. Añadió que “todas las posibilidades están abiertas. Estamos en un Estado de derecho y hay que ir viendo lo que legalmente se puede hacer y hasta dónde se puede llegar”.

El titular de Interior dijo que no han recibido nuevas pruebas de vida desde el 3 de abril pasado, cuando fue publicado un corto video, por un canal colombiano, en el que los secuestrados enviaban un mensaje al Gobierno ecuatoriano: “Ellos lo que quieren es el intercambio de sus tres detenidos en Ecuador y la anulación del convenio que tienen Ecuador y Colombia para acabar con el terrorismo”.

La ministra de Relaciones Exteriores, María Fernanda Espinosa, quien también participó del encuentro con la prensa este lunes, dijo que ha habido ofrecimiento de instituciones y personalidades, tanto ecuatorianas como internacionales, para mediar en la liberación del equipo periodístico.

El secuestro de los trabajadores se le adjudica a disidencias de las FARC, las cuales estarían lideradas por Walter Artízala, alias ‘William Quiñónez’ o ‘Guacho’. La semana pasada encontraron el vehículo en el que se trasladaban los tres trabajadores de la prensa cuando fueron secuestrados.

Noticia con información de: rt.com