Mónica Fernández, profesora española que reside en El Salvador, afirmó que la educación superior es una de las vías para contrarrestar los males sociales que afectan a la nación centroamericana.

En el marco del 11 Congreso Internacional de Educación Superior Universidad 2018, que culminó este viernes en el Palacio de las Convenciones, Fernández lamentó la situación crítica de exclusión que, a su juicio, vive en estos momentos la juventud.

“El Salvador es un país pequeño y con dificultades como otros países de América Latina, pero yo estoy feliz de venir a la mayor de las Antillas a defender nuestro proyecto de edificar una segunda universidad para que los jóvenes no caigan en las garras de las pandillas, la violencia y el narcotráfico”, explicó Fernández.

Por otro lado, agregó: “Soy parte de un programa denominado Una mesa común para todas y todos y con el deseamos materializar un sueño que tiene como nombre Universidad Nacional Padre Rutilio Grande”.

Este centro docente -que impartiría clases de calidad y de manera gratuita -acogería a unos 12 mil jóvenes de las zonas rurales de El Salvador, las cuales tienen un menor acceso a las ventajas del desarrollo socioeconómico, adelantó la profesora.

“Estamos muy contentos con este congreso porque se ve un deseo y una aspiración compartida de que la educación superior se tiene que universalizar”, manifestó Fernández, quien se considera una salvadoreña de corazón.

“Necesitamos incluir un mayor por ciento de la población joven en todas las partes del mundo para darles la oportunidad de prepararse como profesionales y sobretodo humanamente, para poder servir a la sociedad y poder vivir una vida digna, feliz y armónica”, argumentó la académica.

“De verdad que estamos entusiasmados con el proyecto de la Universidad Nacional Padre Rutilio Grande, el cual se presentó hace tres años ante la Asamblea Legislativa de El Salvador y todavía no se aprueba”, lamentó la delegada.

Para finalizar aseguró que: “Hemos venido a buscar apoyo moral internacional para que se comprenda los beneficios que pueden ofrecer una educación digna y de calidad”.

Noticia con información de: Prensa Latina