Vivimos en tiempos donde la tecnología hace que la pornografía sea muy fácil de adquirir. Por eso es importante que los padres hablen de sexo con sus hijos para evitar muchas malas decisiones y conflictos personales en el transcurso de sus vidas.

A medida en que los niños van creciendo, también aumenta en ellos la curiosidad por conocer más acerca de todo lo que les rodea.

Es imprescindible que los padres sean los encargados de darle toda la información necesaria sobre cualquier tema, y en especial, lo que tiene que ver con sexualidad, pues de lo contrario buscarán esa información en Internet o con otras personas, que tal vez le creen una visión errada al respecto.

De lo que se les enseñe dependerá su comportamiento en la sociedad y ante las demás personas. Como sus progenitores, les debemos brindar la seguridad como seres humanos que valen más allá del dinero y la apariencia física. Si les hablamos de lo bueno y lo malo, ellos podrán hacerse una idea propia sustentada en valores.

¡No podemos dejar en manos de otros, lo que es responsabilidad nuestra!

Escríbenos y dános tu opinion a: info@cusme.co.uk