El consumo de café siempre generó dudas: ¿es perjudicial para la salud? En respuesta, un estudio publicado en la revista médica JAMA echó luz sobre este interrogante y no solo descartó que la amarga bebida cause problemas para la salud sino que, al contrario, aseguró que puede prolongar la vida.

La investigación del Instituto Nacional del Cáncer del Reino Unido incluyó a unos 500.000 participantes de 57 años en promedio. En los diez años siguientes al inicio del estudio, 14.225 de los participantes perdieron la vida. En consecuencia, al comparar los datos, los especialistas concluyeron que quienes beben café tienen menos probabilidades de morir.

Incluso la ingesta de hasta ocho tazas diarias de café, ya sea instantáneo, molido o descafeinado, está “inversamente asociada a la mortalidad”.

En tanto, la autora principal de la investigación, Erikka Loftfield, señaló que el hecho de que el descafeinado también tuviera un impacto positivo sugiere que los componentes del café, con excepción de la cafeína, podrían ser la clave de la prolongación de la vida.

No obstante, la especialista también advirtió que “estos resultados provienen de un estudio observacional y deben ser interpretados con cautela”. Por lo tanto, nadie debe comenzar a beber café en grandes cantidades en busca de la vida eterna, sino que este debe consumirse como parte de una dieta saludable y balanceada.

¿Cuántas tazas al día?

El portal especializado Muy Interesante publicó un estudio llevado a cabo por científicos de la Facultad de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California en Los Ángeles (EE. UU.) con el mismo resultado: el café puede aumentar la longevidad. Aunque se señala un consumo de hasta tres tazas de la bebida caliente al día.

Para los que bebían 2-3 tazas de café al día, el riesgo de muerte por cáncer, ACV, diabetes y enfermedades renales se reducía en un 18%

“Las conclusiones, que han sido publicadas en la revista Annals of Internal Medicine, identifican un vínculo entre la ingesta diaria de café y la reducción del riesgo de muerte por numerosas causas, entre ellas el cáncer, los accidentes cerebrovasculares, la diabetes y la enfermedad renal. Los participantes que consumieron una taza al día tuvieron un 12% menos de riesgo de muerte por estas causas. Para los que bebían 2-3 tazas de café al día, el riesgo se reducía en un 18%.

Los investigadores examinaron los datos de 185.855 adultos, de entre 45 y 75 años. El seguimiento se llevó a cabo durante un promedio de 16 años”. 

Con información de www.actualidad.rt.com y www.muyinteresante.es