El embajador ruso en Reino Unido, Alexander Yakovenko, denunció este jueves que el Reino Unido no permite a las autoridades de Moscú ver “físicamente” al exespia Serguéi Skripal y su hija, Yulia, envenenados hace más de dos meses en la localidad inglesa de Salisbury.

“El Reino Unido continúa bloqueando a las autoridades rusas a tener acceso físico a las víctimas del ataque con un agente nervioso”, manifestó hoy el embajador en una rueda de prensa en la capital británica.

El ministerio británico de Asuntos Exteriores y la Embajada rusa han mantenido conversaciones respecto al caso pero, según adelantó hoy el diplomático, no han resultado “constructivas” y aseguró que la relación entre ambos países se encuentra en horas “realmente bajas”.

El Reino Unido sostiene que el Kremlin es el responsable de la intoxicación del exespía ruso, de 66 años, y su hija, de 33, el pasado 4 de marzo en Salisbury con un agente nervioso determinado como Novichok, acusación que Rusia ha negado en todo momento.

El embajador explicó este jueves que el Gobierno británico despachó la petición de Rusia de visitar a los Skripal con el argumento de que no estaban “preparados para proporcionar ese tipo de contacto”.

“Han pasado más de dos meses desde el suceso y, a día de hoy, no les hemos visto, no tenemos información sobre su estado de salud, no sabemos lo que están haciendo, nadie ha visto fotografías suyas, nadie ha hablado con ellos… no tenemos ningún tipo de información y estamos muy decepcionados”, lamentó.

Yulia Skripal abandonó el hospital de Salisbury en el que permaneció desde el ataque el pasado 10 de abril, mientras que su padre continúa ingresado.

Dos días después de abandonar el centro sanitario, Yulia hizo público un comunicado a través de la Policía británica en el que rechazó, aunque agradeció, la ayuda ofrecida por el consulado ruso en Londres.

Un texto que la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, puso en duda.

“El comunicado está redactado de una manera que confirma la declaración oficial de las autoridades británicas y excluye la posibilidad de cualquier contacto de Yulia con el mundo exterior”, denunció entonces la diplomática.

Noticia con información de: www.eldiario.es