Según las autoridades sanitarias del Reino Unido, las personas deben mantenerse en alerta máxima y protegerse de las mordeduras de las moscas de Blandford, las cuales tienden a chupar la sangre de sus víctimas.

La mordedura de este insecto puede ocasionar ampollas, inflamación y dolor en las articulaciones, las cuales tienden a presentarse principalmente en tobillos y piernas, el lugar predilecto de las moscas para morder a las personas, aunque se han reportado numerosos casos de hinchazón y ampollas en la ingle de los pacientes.

Al respecto, la directora de Salud Pública de Herefordshire, Karen Wright, señala que entre más cálido se vuelva el clima, más se multiplicaran los casos de mordeduras del insecto en las personas. El fenómeno de la moscas de Blandford tiende a presentarse comúnmente entre los meses de mayo y junio.

La mosca de Blandford es un insecto chupasangre que mide entre 2 y 3 milímetros, y tiene a habitar áreas de agua, como ríos y piletas de agua. Su mordedura puede ser especialmente dolorosa, y tiende a atacar en los tobillos y pies de sus victimas, ya que vuela muy cercana al suelo.

Al  mismo tiempo, las autoridades invitan a las personas a tomar sus debidas precauciones al salir de casa y visitar ríos y arroyos, utilizando repelentes de insectos de buena calidad y cubriendo correctamente las zonas de la piel que podría correr riesgo. En caso de sufrir de una, los síntomas de la mordedura tardaran unos días en desaparecer.

Noticia con información de: www.debate.com.mx