Ha sido encarcelado un aprendiz de conductor que engañó usando un dispositivo Bluetooth para tratar de pasar su examen teórico. El hombre fue identificado como Talat Arab, de 39 años, quien consiguió mensajes secretos de alguien que estaba afuera ayudándolo con las preguntas difíciles.

El sujeto, de Oak Drive, Saltley, fue enviado a prisión por un período de seis meses por estar en posesión de un artículo para cometer fraude.

Arab hizo el examen en el centro de pruebas de Birmingham en diciembre del año pasado. Examinadores detectaron que algo raro estaba sucediendo después de que comenzó a actuar con desconfianza, por lo que el ensayo se detuvo y él se retiró del edificio.

Sin embargo, el 8 de enero el acusado había reservado otra prueba de la teoría y fue detenido cuando llegó al centro.

El 5 de mayo, el hombre en cuestión se declaró culpable del delito en el que también se reveló que tenía cuatro infracciones de tráfico anteriores.

Al respecto, Andy Rice, Jefe de Fraude e Integridad de DVSA, dijo: “A pesar de que los casos de fraude con Bluetooth son poco comunes en relación con los 1,8 millones de pruebas teóricas que se toman cada año, DVSA sigue tomando en serio y trabaja en estrecha colaboración con la policía para llevar a los autores a la justicia”.

“El personal del centro están capacitados para detectar las señales de fraude. Esta sentencia envía un mensaje claro de que se trata de un asunto grave y será tratado en consecuencia”, agregó.

Hay alrededor de 300 incidentes de este tipo cada año, implicando a un individuo que lleva un dispositivo Bluetooth en su persona vinculado a un teléfono móvil oculto, lo que permite una conexión con un individuo fuera de la estación de prueba que intentará proporcionar al candidato las respuestas.

Noticia con información de: www.birminghammail.co.uk