El gobierno de Escocia predica con el ejemplo a la hora de cuidar del medio ambiente, es por esto que en sus oficinas está prohibido tomar café en recipientes de plástico desechables, y de esta manera, reducir el impacto nocivo de la contaminación por plásticos.

Desde este momento, las bebidas calientes se servirán en tazas de cerámica reutilizables en las cafeterías y comedores de las oficinas de St Andrew’s House y Victoria Quay en Edimburgo y Atlantic Quay en Glasgow. También se ha animado a los trabajadores públicos a traer sus propias tazas.

Al eliminar las tazas de café de un solo uso de nuestros edificios gubernamentales, evitaremos que se tiren 450.000 tazas cada año

Al respecto, La secretaria de Medio Ambiente de Escocia, Roseanna Cunningham, ha dicho que el gobierno escocés está decidido a dar ejemplo cuando se trata de combatir el enorme despilfarro plástico que ensucia la naturaleza y contamina los océanos. “Al eliminar las tazas de café de un solo uso de nuestros edificios gubernamentales, evitaremos que se tiren 450.000 tazas cada año. Un número de tazas con el que se podría cubrir la distancia entre Edimburgo y Dundee”.

Con esta medida el gobierno escocés se suma al objetivo adoptado por la Unión Europea de reducir los plásticos de un solo uso y garantizar que estos envases sean fácilmente reciclables para 2030.

Actualmente estamos considerando qué otros artículos de uso único se pueden reducir y eliminaros también de los edificios del Gobierno de Escocia a finales de este año

 

El gobierno designó una comisión de expertos para estudiar alternativas a los vasos desechables y a las pajitas de plástico en Escocia. Esta comisión está formada por representantes del pequeño comercio, industrias químicas y de desecho, y el sector público.

La prohibición del gobierno escocés se produce después de que el gobierno británico anunciara un plan para introducir un impuesto sobre las tazas de café para llevar, seguido de una prohibición total de las botellas de agua de plástico para este verano.

Se espera que la acción libere al parlamento de Londres de más de 750,000 tazas de café desechables y 125.000 botellas de plástico de sus desechos anuales y elimine la totalidad de los plásticos desechables de sus edificio para 2019.

Noticia con información de: La Vanguardia