La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, rechazó este jueves 8 de marzo, el plan para el “brexit” del Gobierno británico por considerarlo “extremo” y propuso que el Reino Unido continúe formando parte del mercado único y la unión aduanera con un modelo similar al de Noruega.

Según el diario The Scotsman, Sturgeon defendió que “la mejor manera de minimizar el daño” sobre la economía que, en su opinión, producirá la salida de la Unión Europea (UE) “es mantenerse en el mercado único y la unión aduanera”.

Se trataría de imitar el acuerdo del que goza Noruega, que si bien no forma parte del club comunitario, sí tiene acceso a los espacios europeos de libre comercio.

Sturgeon afirmó que se podría conseguir si la primera ministra, Theresa May, “fuese capaz de liberarse de la línea dura” que defienden algunos miembros del Partido Conservador.

Al mismo tiempo, agregó que en tal escenario, el Reino Unido “podría permanecer dentro del mercado único, en lugar de tener que renegociar su pertenencia -que solo sería parcial- a través de una compleja serie de acuerdos”.

Para la líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) un “brexit” duro supondrá que las próxima generaciones “tendrán que soportar el peso de otro experimento ideológico de derecha”.

“El ‘brexit’ fue ampliamente rechazado por Escocia, y aún existe menos apoyo para el ‘brexit’ extremo que persigue la primera ministra”, destacó, para añadir que parte de las propuestas de May ya han sido rechazada por la UE, por lo que existe un “peligro muy real” de que las negociaciones arrojen un “resultado catastrófico”.

Noticia con información de: El Diario