Este miércoles, Nicola Sturgeon, ministra principal de Escocia,  siguió con la remodelación de su equipo de Gobierno, con el objetivo, según afirmó, de estar “preparados para enfrentar los desafíos” como el “brexit”, la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), que se producirán en los próximos meses.

Sturgeon amplía de diez a once las carteras de su Ejecutivo y seguirá anunciando hoy cambios en las secretarías de Estado.

Entre las reformas más destacadas están la salida del responsable de Economía, Keith Brown, y de la de Sanidad, Shona Robison, que serán sustituidos por el que sigue siendo el ministro de Finanzas, Derek Mackay y Jeane Freeman.

El hasta ahora responsable del “brexit”, Mike Russell, asume la cartera de Relaciones Constitucionales y seguirá ocupándose de los asuntos relacionados con la salida de la UE.

Humza Yousaf asciende a ministro de Justicia en sustitución de Michael Matheson, que pasa a ser el responsable de Transporte.

John Swinney permanecerá en su puesto como número dos del Gobierno y titular de Educación, lo mismo que Fergus Ewing, Fiona Hyslop y Roseanna Cunningham, que conservan sus puestos en Asuntos Rurales, Cultura y Medio Ambiente respectivamente.

Entre las caras nuevas están Shirley-Anne Somerville, en la cartera de Seguridad Social, y Aileen Campbell, en la de Gobierno local.

Sturgeon señaló que este nuevo Ejecutivo “trae nuevos talentos al Gobierno escocés” y asegura que está “totalmente equipado” para “enfrentar los desafíos y las oportunidades que afronta el país en los próximos meses y años”.

“Con el impacto del ‘brexit’ en nuestra economía y en la sociedad en general, es correcto que los problemas que presenta se reflejen plenamente en el gabinete”, señaló.

El Partido Conservador, líder de la oposición, y los laboristas escoceses coincidieron en criticar que esta remodelación ha tardado un año en llegar.

Noticia con información de: www.lavanguardia.com