Decenas de escuelas a través de la región central cerraron sus puertas este martes, ya que los maestros de la National Union of Teachers (NUT) llevaron a cabo una huelga debido a una disputa de financiación.

Más de 40 instituciones educativas en Birmingham, Solihull y Black Country fueron cerradas total o parcialmente después de que los miembros del sindicato que votaran por un margen de más de nueve a uno a favor de la acción colectiva.

La NUT dijo que sus demandas eran aumentar los fondos para las escuelas y la educación con garantía de todas las condiciones que sean necesarias para ese fin, además de la reanudación de las negociaciones sobre contratos de los maestros.

El sindicato ha escrito al secretario de Educación, Nicky Morgan pidiendo discusiones “significativas” para hacer frente a los problemas que aseguran están afectando negativamente a la educación.

La protesta afectó a miles de familias alrededor de Midlands y dejó a los padres que trabajan a la caza de cuidado infantil de emergencia.

El secretario general interino Kevin Courtney dijo: “La NUT es consciente de que la huelga puede ser perjudicial para los padres y cuidadores y para ello de todo corazón disculpas. Igualmente, los profesores no emprender una huelga a la ligera. Los problemas que enfrenta la educación, sin embargo, son demasiado grandes para ser ignorados y sabemos que muchos padres comparten nuestras preocupaciones. La huelga es por la falta de financiación de nuestras escuelas y el impacto negativo que está teniendo en la educación de los niños y los términos y condiciones de los maestros”, puntualizó.

Noticia con información de: www.birminghammail.co.uk