El Parlamento Europeo ratificó la decisión de redistribuir sus escaños tras la salida del Reino Unido del bloque comunitario, prevista para marzo de 2019.

Con 566 votos a favor, 94 en contra y 31 abstenciones, el pleno de la Eurocámara respaldó una propuesta que consiste en reservar 46 de los 73 puestos ocupados por Londres para futuras ampliaciones y repartir los 27 restantes entre los países miembros.

Tras la salida de Reino Unido y la redistribución, el número de diputados disminuirá de 751 a 705 y 14 naciones recibirán más asientos.

Los Estados beneficiados serán aquellos que en la actualidad se encuentran ligeramente infrarrepresentados en relación con su población, señala un comunicado de ese organismo.

Según el texto, España y Francia contarán con cinco escaños más, con lo cual ascenderán a 59 y 79, respectivamente.

Por su parte, Italia y Holanda ganarán tres puestos, Irlanda dos; en tanto Polonia, Rumanía, Suecia, Austria, Dinamarca, Eslovaquia, Finlandia, Croacia y Estonia obtendrán uno.

Alemania continuará con el mayor número de diputados (96), mientras Chipre, Luxemburgo y Malta seguirán con la cifra menor de asientos parlamentarios (seis cada uno).

La redistribución deberá ser aprobada por los jefes de Estado y de Gobierno del bloque durante la cumbre del 28 y 29 de junio en Bruselas.

Tratado de la UE

Según el artículo 14(2) del Tratado de la UE, el número de miembros del Parlamento Europeo no puede rebasar 750, más el presidente. También establece que la representación será “decrecientemente proporcional”, con un mínimo de seis diputados por país y un máximo de 96.

Con información de www.prensa-latina.cu y www.europarl.europa.eu